Seguridad perimetral mediante barreras de infrarrojos. Por Beatriz del Águila

La seguridad perimetral es fundamental en la protección de las instalaciones puesto que forma una primera barrera a franquear, y por lo tanto puede evitar que la intrusión llegue a producirse, o al menos permite cierto tiempo de reacción cuando ésta se está produciendo. la principal dificultad a la que se enfrentan las diferentes soluciones de seguridad perimetral existentes en el mercado es precisamente el hecho de ser una instalación en exterior, con todos los factores aleatorios que esto comporta: animales, caída de hojas, condiciones climáticas adversas, etc.
 
Entre las diferentes soluciones de seguridad perimetral se encuentran las barreras activas de infrarrojos, habitualmente instaladas dentro de columnas perimetrales que las ocultan a la vista de un posible intruso y, al mismo tiempo, las protegen de golpes y vandalismo. Éste es un detalle importante ya que, como comentábamos anteriormente, el funcionamiento de estos dispositivos está sujeto a factores externos que hay que salvar en la medida de lo posible para garantizar una detección correcta y, al mismo tiempo, reducir las falsas alarmas. Estos sistemas funcionan mediante el envío de señal infrarroja desde un elemento transmisor hasta un elemento receptor, y se caracterizan por disponer, normalmente, de entre 2 y 4 haces cuya señal debe alcanzar al receptor.
 
El fundamento de funcionamiento de estos dispositivos radica en que, cuando se interrumpe la señal que llega al receptor, éste, mediante un relé de contacto seco, envía una señal de alarma a una central. Pero es importante resaltar que no debe llegar absolutamente nada de señal de ninguno de los haces a ninguna de las lentes del receptor, es decir, el «objeto intruso» debe interrumpir todos los haces al mismo tiempo. Sólo en ese caso se generará una alarma. ¿El motivo de esto? Reducir en la medida de lo posible las falsas alarmas generadas por los agentes externos antes comentados, por una intensa niebla, por una nevada, ...
 
Los fabricantes llevan años trabajando para mejorar las prestaciones de sus equipos y prepararlos para evitar, en la medida de lo posible, los problemas tanto de alarmas no deseadas como de alarmas perdidas por una reflexión de señal en una pared, o bien una interferencia por radiación solar o de otra fuente, que pueden «engañar» al receptor. Por tanto, la investigación y desarrollo en esta tipología de productos se dirige a combatir todos estos factores, con propuestas por ejemplo como la «Doble Modulación»: gracias a ella el receptor es capaz de diferenciar la señal que envía el transmisor (que se modula a dos frecuencias diferentes como su nombre indica) de la que le llega de otras fuentes, como los mandos IR de la televisión o de apertura de puertas, que tienen una modulación simple, y por tanto éstas no enmascaran posibles alarmas ni anulan el receptor.
 
En esa misma línea, recientemente se han incorporado nuevas funciones que ayudan a conseguir este objetivo, como son:
 
  • I.A.S.C. (Integrated Alignment Status Communication) La seguridad perimetral es fundamental en la protección de las instalaciones puesto que forma una primera barrera a franquear, y por lo tanto puede evitar que la intrusión llegue a producirse, o al menos permite cierto tiempo de reacción cuando ésta se está produciendo. La principal dificultad a la que se enfrentan las diferentes soluciones de seguridad perimetral existentes en el mercado es precisamente el hecho de ser una instalación en exterior, con todos los factores aleatorios que esto comporta: animales, caída de hojas, condiciones climáticas adversas, etc.

    Seguridad contra robo e intrusión «El I+D en barreras de infrarrojos se dirige a combatir factores como falsas alarmas, interferencias,... mediante nuevas tecnologías como doble modulación, ATPC e IASC»  integrada de estado de alineación). Sistema mediante el cual el receptor comunica al transmisor el nivel de señal de haz recibido. Habitualmente la comunicación es unidireccional, desde el transmisor hacia el receptor. Al añadir la comunicación en sentido inverso, el transmisor tiene información para adaptar de manera más adecuada los niveles de señal que emite a las condiciones reales en cada momento y el receptor ajusta su sensibilidad. Esto ayuda también al instalador a la hora de alinear las barreras.

  • A.T.P.C. (Automatic Transmission Power Control). Algunas barreras contaban con la función de Control Automático de Ganancia. Ahora, en los nuevos modelos, gracias a la información enviada por parte del receptor (mediante I.A.S.C.), se realiza un control automático de potencia de transmisión, que permite ajustar y optimizar la potencia del haz y mantener un rendimiento óptimo. Por otro lado, los fabricantes también tienen en mente al instalador y, para facilitar su trabajo, han ido incorporando opciones como: 

    - Modelos vía radio, para aquellos lugares donde no sea factible o no compense una instalación cableada, con todos los costes asociados. La máxima dificultad a la hora de desarrollar equipos vía radio para exteriores radica en los consumos, que deben minimizarse al máximo, puesto que deben alimentarse con baterías. De momento, se pueden encontrar equipos con alcances máximos de 100m y compatibilidad con prácticamente todas las marcas de transmisores vía radio del mercado.

    - Mejoras en la alineación de las barreras, mediante herramientas como un visor con aumentos, colores interiores más vivos que facilitan la localización del otro extremo o equipos que automáticamente alinean transmisor y receptor. Pero si queremos sacar partido a todas las prestaciones de las barreras infrarrojas es imprescindible proteger éstas del ojo del intruso, para evitar que las sabotee y, por tanto, dejen de cumplir su función. De ahí el papel fundamental de las columnas perimetrales, como complemento indispensable para asegurar que la inversión realizada cumplirá con las expectativas de protección.

 
Más información en Cuadernos de Seguridad
Las barreras de infrarrojos en la seguridad perimetral

Marcas líderes en Detección Perimetral y Telecomunicaciones

Detectores de infrarrojos REDWALL
Detectores de infrarrojos REDSCAN
FiberSensys. expertos en Fibra óptica para protección de vallados
Barreras microondas para la detección perimetral
Transmisión de datos y telecomunicaciones de la marca KBC Network
Columnas para barreras infrarrojas easyPack
Barreras y detectores de infrarrojos TAKEX
Detectores de infrarrojos OPTEX
Iluminadores LED de infrarrojos y de luz blanca para la protección perimetral
GJD es un fabricante, diseñador y proveedor premiado de Reino Unido de equipos detectores externos profesionales, así como de iluminadores LED de infrarrojos y de luz blanca.