Soluciones perimetrales de OPTEX para evitar robos de cobre.

El robo de cobre supone un grave problema para todo tipo de compañías, empresas y gobiernos. La protección de este material ahorra tiempo y dinero.

Desde simples robos de cables de cobre en sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado en los tejados, hasta daños sustanciales y pérdida de ingresos en las subestaciones eléctricas, el cobre sigue siendo robado en cualquier lugar en el que se encuentre. El principal motivo por el que se producen estas sustracciones se debe al alto precio que tiene el cobre.

Entre las mayores perjudicadas se encuentran las subestaciones eléctricas: además de a las pérdidas por el cobre robado, se enfrentan a las consecuencias derivadas del robo de este material, como el coste del daño causado, las reparaciones, o el tiempo de inactividad.

Una gran compañía eléctrica del Medio Oeste estadounidense decidió instalar una solución de seguridad fiable y efectiva para sus subestaciones. Esta solución debía solventar problemas como las extensas áreas a proteger, los cambios en las condiciones del lugar, la imposibilidad de excavación de zanjas y las ubicaciones remotas de estos lugares.

Las barreras de infrarrojos SL-350QFRi de Optex, marca comercializada por ProdexTec en España y Portugal, fueron las elegidas para proteger las vallas perimetrales y las puertas automáticas de las subestaciones eléctricas de la compañía. Al estar alimentadas por batería, no fue necesario zanjear o tender cables.

Los colegios e institutos tampoco se ven libres de los robos de cobre, cuando uno de los institutos del Condado de DeKalb, en Georgia (EE.UU), vio afectados sus sistemas de calefacción, aire acondicionado y ventilación, decidió proteger sus azoteas y patios. Para ello recurrió a los detectores de infrarrojos, que cubrían todos los puntos de acceso a la azotea. Con esta solución se atajó el problema del robo de cobre, y la vigilancia del lugar puede responder rápidamente antes de que se produzca cualquier daño.

Otro de los lugares donde más robo de cobre se produce es en las construcciones. Las sustracciones de este material se producen durante las horas no laborables: se roba desde tuberías y alambres hasta herramientas de mano y maquinaria de alta resistencia. Cuando los trabajadores llegan al día siguiente, encuentran que no pueden trabajar sin sus utensilios, por lo que hay que costear la compra de nuevos materiales y herramientas además del día de inactividad. Para impedir que esto volviera a ocurrir, un contratista con base en Nuevo México implementó una solución inalámbrica y flexible con la que podía monitorear continuamente las construcciones sin necesidad de hacer zanjas alrededor del perímetro. Una combinación de barreras fotoeléctricas y detectores de infrarrojos se instalaron en postes de acero independientes con placas base y se desplegaron en todas las zonas de trabajo. 

Para una información más detallada y específica sobre este dispositivo, os podéis poner en contacto con nosotros. Tenemos a vuestra disposición nuestro formulario de contacto y el número de teléfono: 91 256 93 04.

Los detectores y barreras de infrarrojos de OPTEX, utilizados para evitar los robos de cobre.
Las barreras de infrarrojos SL-350QFRi de Optex para la protección perimetral antiintrusos

Marcas líderes en Detección Perimetral y Telecomunicaciones

Logo AVS Electronics
Analítica de vídeo y reconocimiento de matrículas LPR
Barreras y detectores de infrarrojos TAKEX
Transmisión de datos y telecomunicaciones de la marca KBC Network
FiberSensys. expertos en Fibra óptica para protección de vallados
GJD es un fabricante, diseñador y proveedor premiado de Reino Unido de equipos detectores externos profesionales, así como de iluminadores LED de infrarrojos y de luz blanca.
Detectores de infrarrojos REDSCAN
Barreras microondas para la detección perimetral
Iluminadores LED de infrarrojos y de luz blanca para la protección perimetral
Detectores de infrarrojos OPTEX
Detectores de infrarrojos REDWALL
Columnas para barreras infrarrojas easyPack